Jugar al craps

jugar crapsJugar a los dados es uno de los juegos más sencillos que se pueden encontrar, hasta el punto de que con dos dados podemos jugar en la calle con nuestros amigos sin ningún problema.

Como puedes comprender este es un juego en teoría de azar, es decir en el que el resultado dependerá en teoría de la suerte.

El juego es sencillo.

Consistirá en apostar al resultado de un lanzamiento de dos dados o a una ronda de lanzamientos.

¿Fácil eh?

Es una manera sencilla de buscar dinero rápido.

Todo bien si la apuesta se realiza entre dos compañeros o amigos los cuales apuestan sin mediador.

Las probabilidades de ganar de cada uno estarán al 50%.

Es como repartirse el dinero entre amigos en igualdad de condiciones.

Otra cosa es cuando entramos en los casinos, donde las cosas cambian, obviamente, a favor del casino.

Jugar a craps en los casinos

Este es uno de los juegos más famosos en el mundo de los casinos.

Tiene algo que atrae a la gente especialmente.

En la mayoría del os casos las apuestas son contra el casino, es decir, la casa o la banca, aunque existirán otros en los que jugadores apostaran entre ellos, quedándose el casino con un margen.

¿Cómo jugar a los dados?

Es sencillo, podemos lanzarnos nosotros mismos o podemos apostar ante la tirada de otro usuario o del casino.

En el casino tendremos una mesa con los posibles resultados y nosotros simplemente pondremos nuestra apuesta en una de ellas.

Reglas del juego de craps

Para empezar el juego necesitamos realizar una primera apuesta que se llama “línea de pase”. El objetivo de la misma es conseguir un siete o un total de once.

Si obtenemos dos, tres o doce perderemos. Estos últimos son conocidos como “craps”. Si esto ocurre tendremos que colocar una nueva apuesta para seguir.

Si no obtenemos ninguno de estos números entraremos en una segunda etapa en la que buscaremos sacar alguno de los números restantes: cuatro, cinco, seis, ocho, nueve o diez.

Tendremos que obtener uno de estos para poder aspirar a sacar uno de los resultados del principio, es decir, por ejemplo, si sacamos un cuatro podremos volver a tirar y en esta ocasión si sacamos el mismo número ganaremos y si sacamos un siete perderemos y vuelta a empezar.

Esta es la conocida como Apuesta en Línea.

Luego tendremos diferentes tipos de apuestas como la contraria, “Apuesta a no-línea”, la “Apuesta a Venir” y la de “No Venir”, la “Gabela a favor” y la “Gabela en contra”.

Todas estas apuestas son simples variaciones de la primera y exactas en cuanto a las posibilidades de ganar para el jugador.

No creas que vas a ganar tan fácil por tener una u otra apuesta.

Si quieres empezar a apostar a los dados con el juego craps, la apuesta Línea de pase te va a resultar más que suficiente.

Lo único que tendrás que hacer es calcular las probabilidades que tienes de ganar en cada juego.

¿Puedes ganar jugando en el craps?

Por supuesto que podemos ganar en el craps.

Todo el mundo puede ganar en los juegos de azar, incluso bastante dinero.

Ahora bien, como es fácil de entender si tenemos un poco de sentido común, es fácil es poder tener suerte y ganar algunas apuestas de manera consecutiva y ganar dinero, pero también es fácil perderlas.

Todo dependerá un poco de la suerte, es decir, del “azar”.

Lo realmente complicado es conseguir un sistema de apuestas que te permita ganar en el juego de manera consistente o sistemática.

Esto es realmente complicado porque los juegos de azar conllevan de manera implícita que las probabilidades de ganar o perder en condiciones iguales sean del 50%.

Si a esto le añadimos lo que se queda la casa entonces nuestras probabilidades son menores del 50%, y esto no es diferente en el craps.

Es decir, de entrada tenemos que nuestras probabilidades son menores del 50%, así sin más.

De esa manera es difícil poder encontrar un sistema que nos permita ganar a largo plazo porque no existe tal sistema.

Ahora bien, lo que si existe son lo que yo llamo las “anomalías de mercado”, que no son otra cosa que ineficiencias “milimétricas” en el diseño de los juegos.

En el juego de los casinos reales estas ineficiencias podrían conllevar que el dado tenga una desviación de medida casi imperceptible y que la banca no se haya dado cuenta.

Para darnos cuenta de esto tendríamos que estar mucho tiempo en una mesa de juego y calcular las probabilidades después de contar muchas veces.

Si ves que el numero dos sale más veces que el resto de los números lo más probable es que el dado haya sido “dañado” para que así sea.

Entonces, lo mas lógico seria buscar una alternativa para apostar donde las combinaciones del dos sean más preponderantes, es decir, seria lógico apostar por el 4.

Lo malo de esto es que los casinos se suelen dar cuenta más pronto que tarde del problema y lo suelen solucionar con prontitud.

En los casinos online es más complicado encontrar estas discrepancias porque no puede haber fallas en los dados físicos, de los cuales carecen.

En esos casinos los dados son virtuales con lo que desde un punto de vista “físico” son perfectos.

Lo que si podemos intentar encontrar ahí son “fallas” en los algoritmos, aunque esto es complicado porque los que usan estas compañías son cada vez más perfectos.

Siempre es posible intentar encontrar algún patrón en los lanzamientos de dados de los casinos, pero esto será muy complicado.

Por eso te aconsejo que mires bien el juego antes de ponerte a jugar al mismo, y mucho menos lo intentes con mucho dinero porque lo más probable es que salgas perdiendo.

Juego de la ruleta

Ruleta casino
¿Rojo o negro?

¿Qué es la ruleta?

La ruleta es uno de los juegos de azar más populares del mundo, el cual podemos encontrar en cualquier casino como uno de los más seguidos y jugados en el mismo.

El término viene de roulette, que en francés significa rueda pequeña.

Esto ya nos puede dar pistas de donde viene este invento tan conocido en el mundo del juego mundial.

Sin embargo, los juegos relacionados con ruedas vienen de antaño, cuando dicho elemento estaba relacionado con magia y cuestiones ocultas.

Aun hoy en día lo está, aunque en el mundo moderno rodeado de tecnología uno no se dé cuenta de estas cosas.

La rueda tiene un componente oculto muy importante pues la misma simboliza el devenir del mundo, el cual va “girando” en sucesiones cíclicas.

Por eso, en muchas tradiciones esotéricas se dice que el fin del mundo, o de este mundo se da cuando “la rueda deja de girar”.

Por eso la ruleta esta tan llena de connotaciones mágicas, porque la misma tiene una relación simbólica muy profunda con el funcionamiento de este mundo.

La ruleta es la típica que hemos visto en todas las películas de Hollywood con casillas negras y rojas y una serie de números de los que hablare enseguida.

El centro de la ruleta, con esa especie de montaña, no es otra cosa que una representación del “centro inamovible”, del “motor inmóvil”, tal como diría Aristóteles, esa fuerza total que por sí misma genera todo el movimiento sin inmutarse.

Alrededor de la misma se juega la fortuna de los que juegan a este juego tan misterioso, un juego que representa a la vida misma en este mundo.

El centro, el resto de la rueda donde la velocidad del movimiento es mayor a medida que se aleja del centro, y el Crupier, no olvidemos.

La ruleta y sus resultados al azar serian todos los componentes del mundo según se van desarrollando.

El centro vendría a ser “Dios”, por decirlo así.

Lo que no parece muy claro es quien puede ser el Crupier. ¿O sí?

¿Sera el Crupier el equivalente a la elite del mundo? ¿La que gestiona la rueda para que todo ruede de maravilla, valga la redundancia?

Bien, según se dice, la Ruleta la creó un francés, Blaise Pascal. Por el mismo es por el que tenemos esta famosa ruleta con 36 números.

¿Por qué eligió el numero 36?

En primer lugar, el 36 no es un número en balde, pues el mismo representa los tres números sagrados, el 3, el 6 y el 9, que es el resultado de sumar los dos anteriores.

Así mismo, 3 más 6 más 9 es 18, que a su vez se reduce en 9.

Muchos dicen que 9 es el número de Dios.

Lo de esos números “sagrados” lo podemos comprobar con declaraciones como las de Nicolas Tesla que decía que el que comprendiera los números 3, 6 y 9 comprendería los secretos de nuestro universo.

Bien, esto no termina ahí, pues según nos dice confirma la misma wikipedia, 36 números sumados desde el 1 hasta el 36 nos da una suma exacta de 666, el cual, según esa misma web es el “número mágico por excelencia”.

Mi pregunta es: ¿Por qué es el 666 el número mágico por excelencia?

¿Por qué es el número considerado en la Biblia como el de la Bestia considerado como el mágico por antonomasia?

¿Sera que Biblia y cristianismo son antagónicos con esa magia?

Es curioso cuando menos.

La ruleta como juego de casino

Para ser un juego viable de casino la ruleta tuvo que incluir un número para que la casa, es decir el que pone los medios para que la misma se celebre, en este caso el casino o sala de juegos, pueda tener una ganancia.

Dicho número no es otro que el cero.

Es decir, que al final, todo se lo lleva el cero.

Esto, aunque parezca que no, tienes unas connotaciones profundísimas.

El tema es como sigue:

Hay una posibilidad entre 37 de que salga el 0, por lo que la probabilidad de la casa es del 2,7%, algo que no está mal para los jugadores, sobre todo si lo comparamos con otros juegos de apuestas similares como las opciones binarias o las apuestas deportivas, donde ese margen que se lleva la casa suele ser del 10 al 20%.

En este sentido mas te valdría jugar a la ruleta del casino. Te da mejores opciones.

Como muchas casas consideraron que ese margen del 2,7% era poco (fíjate que el 2,7 también nos da un 9 al agregar 2+7), decidieron crear otro doble cero para pasar ese porcentaje de margen al 5,4 (5+4=9).

Claro, ganar el doble en el mismo tiempo o lo mismo en la mitad de tiempo no está mal.

Componentes de la ruleta

La ruleta en sí, también denominada cilindro o rueda.

El objetivo de esta es formar un sistema equitativo donde las partes tuvieran la misma posibilidad de ganar o perder, claro está, esto sería sin el “cero” de la casa.

Una vez introducido este último, al final siempre va a ganar la casa.

Es decir, cuando des las suficientes vueltas a la rueda todo se lo habrá comido el cero.

La imagen de la ruleta es básica. Presidida por el cero, al que le siguen una sucesión de números rojos y negros aunque no en orden natural, sino con unas reglas que van colocando a los números de manera especial unos al lado de otros.

En la ruleta americana con dos ceros las cosas cambiarían ligeramente.

Y ya en la modernidad, con las electrónicas, ya tenemos a las computadoras con el control absoluto del sistema y movimiento.

Bola

Este otro elemento es imprescindible para decidir el resultado de cada tirada.

Sin bola no hay juego.

El color de la misma es blanco o marfil.

¿Quién no ha visto como la bolsa gira en alguna de las películas de cine?

Uno de los momentos más repetidos de la historia del cine, sin duda.

Centro de la ruleta

Bien, este es el centro de la ruleta, con esa especie de montaña, como si fuera el Monte Meru, presidiendo la partida pero sin intervenir ni hacer nada, salvo dando soporte a la misma rueda, cosa, por cierto, fundamental, pues sin soporte no hay rueda que valga.

Tapete o paño

Paño ruleta

En el tapete es donde realizamos la apuesta.

Este suele tener color verde pero puede presentarse en otros colores también.

Esto es algo que también habremos visto en muchas películas

En el típico paño de la ruleta europea tendremos a los números puestos en filas de tres en perfecto orden, con la primera fila con el 1, 2 y 3; la segunda con el 4, 5 y 6 y así sucesivamente.

Todo esto vendrá presidido por el cero, el autentico amo de la situación.

Es en esta especie de tablero donde podremos colocar nuestras apuestas con nuestras fichas.

En la ruleta americana, compuesta por 8 personas, estas tendrán fichas de su propio color y las colocaran en el tapete.

En la ruleta europea las fichas colocadas son estándar del casino y son colocadas por el crupier.

En ambos casos las fichas son retiradas por el crupier con el rastrillo.

Un dato curioso de la ruleta es que si sumamos las cifras de cada línea de la misma siempre tendremos una reducción a 6.

Lo que no es otra cosa que decir que la ruleta es el juego del 6 ad infinitum, lo que para muchos seria el número del Diablo, nada menos.

¿Sera esto casualidad?

Tipos de ruleta

Esta puede ser:

  • Ruleta europea: con 37 números (incluyendo el cero)
  • Ruleta americana: con 37 números o 38 (incluyendo también el doble cero)

La americana de 38 números no es muy popular entre los jugadores.

¿Hace falta que vuelva a repetir el por qué?

Pues porque a nadie le gusta perder el doble de dinero en el mismo tiempo.

¿Cómo apostar en la ruleta?

Bien, el objetivo se trata de adivinar dónde va a caer la bolsa, tan simple como eso.

Muy simple, de verdad.

Por eso se llama juego de azar, porque en teoría vas a ganar o perder dependiendo de la suerte.

El único que gana “siempre” o a largo plazo es el crupier y aquellos a los que el anterior representa: es decir los representantes del “cero”.

En la ruleta puedes jugar al color (rojo o negro), a rango de números entre 1 y 18 o 19 y 36, al par o impar o un numero especifico.

Las posibilidades que tendrás de ganar vendrán dadas por simples reglas de probabilidad.

Por ejemplo, si juegas en una ruleta neutra, sin cero, si apuestas al rojo tendrás el 50% de posibilidades de ganar. Esto vendría a ser equivalente a lanzar la moneda a cara o cruz.

En el caso de que este el 0 la cosa cambia, pues ya tienes que añadir ese número extra a la ecuación.

En vez de 18/36 tendrás 18/37, con lo que tu probabilidad de ganar en ese caso será de 48,64% (0,4864…) aproximadamente.

Así mismo existen diferentes combinaciones posibles de apuestas que podrás realizar una vez en directo.

¿Mejor estrategia para jugar a la ruleta?

Mucha gente se pregunta cuál puede ser la mejor estrategia para ganar en una ruleta, pues de existir una estrategia tal, estaríamos hablando de algo estupendo, de la posibilidad de poder ganar apostando en el casino y vivir de ello.

¿Quién no querría algo así?

Bien, en realidad no hay ninguna estrategia mágica que te permita ganar en el casino de manera inteligente, o al menos no de manera lógica, pues todo juego de azar, toda “ruleta de la fortuna” está diseñada con parámetros aleatorios que no es sino otra manera de decir que siempre gana la casa.

No obstante, aquí hay un pequeño matiz que voy a comentar.

Ha ocurrido, en no pocas ocasiones, aunque no habitualmente, es decir, esto no lo vas a ver en todos los casinos, y menos en los online, que puede haber ruletas con alguna “falla” de funcionamiento.

Esa falla puede venir por alguna milimétrica inclinación de la ruleta o del suelo en el que el gimnasio este asentado.

Una variación milimétrica podría suponer que la bola tendiese a caer en algunos sitios de la ruleta con más asiduidad que en otros.

Por ejemplo, imagina que la ruleta tiene alguna falla de construcción, o que recibió algún golpe, o alguna cuestión similar de fallo en la construcción.

En ese caso, podría ocurrir que la bolsa cayese más veces en el 25 que en cualquier otro número.

Para verlo con números, imaginemos que luego de 370.000 tiradas la bola ha caído aproximadamente 9.500 veces en el resto de los números y 28.000 en el 25.

Vaya, una cosa así sería impensable si la ruleta fuera perfecta, o al menos extremadamente improbable.

Pero si la ruleta o la estructura en la que se basa tienen una pequeña falla, entonces podría darse la posibilidad de que ocurriera algo así.

De esa manera, hay jugadores que han logrado ver algún tipo de fallo similar y han apostado en consecuencia, logrando buenas ganancias, hasta que la casa se dio cuenta, claro.

Lo mismo podríamos decir del resto de juegos de azar, los cuales solo pueden tener problemas de este tipo; es decir: fallos en su funcionamiento supuestamente perfecto.

No obstante, siento decirlo señores, esto es algo que no suele ocurrir a menudo.

Los casinos no están por la labor de perder dinero así, obviamente.

Otra cosa es lo relacionado con el tema esotérico, donde tenemos que volver al concepto mágico.

Según esta idea, algunos números tendería a caer con más frecuencia que otros, habida cuenta de sus cualidades ocultas.

Este terreno es algo que dejo para otra ocasión.

Aunque quizá, si eres un mago sabrás algo de esto.

¿Dónde apostar con la ruleta?

El sitio más típico, como no, es el casino de toda la vida.

Podrás encontrar uno en prácticamente todas las ciudades del mundo.

Los habrá mejores y peores, con más o menos glamur, pero al final, el juego es el mismo en todos ellos.

La magia de la ruleta de la fortuna aplica a todos ellos.

La otra opción para jugar a la ruleta es la nueva tecnología y la cantidad de casinos online que se han creado en los últimos años, con lo que la cantidad de gente que se decanta por esta modalidad ha aumentado muchísimo.

Ya no hace falta irse a Montecarlo o a la ciudad vecina para jugar al casino.

Ahora puedes, con 20 dólares o euros, abrir una cuenta desde la comodidad de tu sofá o cama, ponerte un whisky y jugar unas partidas online a la ruleta.

La ruleta online tiene varias ventajas a la hora de la comodidad, pero nunca podrá igualar el glamur de tomarse la copa de whisky al borde de la mesa y ver como el crupier dice: “No va más”.

Lo que si dan las ruletas online son los populares bonos de apuestas, con los que muchas casas online intentan premiar a sus clientes para que puedan negociar por mucho más tiempo.

Aunque siempre recuerda una cosa: la casa siempre gana.

El bono nunca te va a dar más de lo que la casa se pueda permitir, ni en la ruleta ni en ningún otro juego.

De otro modo la casa o casino no tendría base para existir.

El bono seria un equivalente a que en las primeras x apuestas que hagas en la casa te devolverán la mitad de lo que la casa te cobre por el “cero”, por explicarlo de una manera sencilla y para que lo entiendas.

Esto no quiere decir que la casa se quede sin cero, sino que te cobrara menos dinero por jugar durante una temporada.

¿Sencillo no?